lunes, 25 de mayo de 2015

Visitas Virtuales Patrimonio, tipos y ventajas.


Visita Virtual Museo López de MendozaExisten 2 tipos, en general, de visitas virtuales: fotográficas 360º y 3D interactivo. Las más comunes son las fotográficas 360º. Este tipo de visita virtual consiste en realizar una serie de fotografías de alta resolución desde un eje desplazado del trípode en rededor y desde diferentes puntos del lugar que se quiera trabajar. Posteriormente se deberán unir para crear imágenes únicas panorámicas.

Existen diferentes tecnologías (flash, VR quicktime, ...) para convertir estas fotografías panorámicas en una visita virtual en la que el usuario pueda "deslizar" estas grandes imágenes frente al monitor para dar la sensación de que uno está girando sobre sí mismo contemplando el entorno. Además se puede pasar de una fotografía a otra, hacer zoom para onservar algún detalle de la fotografía (es muy importante en este punto una buena resoución de imagen) e, incluso, visualizar alguna información concreta pulsando sobre algún icono sobreimpreso.

Este método es el más sencillo y económico, por ello es el más común, pero con las posibilidades tecnológicas actuales se queda un poco corto en cuanto a experiencia de usuario.

La visita virtual 3D interactivo parte también de la toma de fotografías de alta resolución del lugar a trabajar, pero en este caso son fotografías frontales, de detalle o generales. El objetivo es reproducir el lugar en un entorno 3D aplicando las fotografías tomadas como texturas iniciales para los objetos tridimensionales, más tarde se generarán nuevas texturas usando técnicas de pre-renderizado para otorgar profundidad al entorno.

Este paquete se introducirá en un motor gráfico programando las acciones y comportamientos de la visita, en definitiva, se creará un videojuego. El usuario podrá desplazarse por el entorno en cualquier dirección, observar el patrimonio desde cualquier punto de vista, interactuar con los objetos, escuchar sonidos y música focalizados. Se trata de una experiencia más completa y profunda para el usuario.

Se trata de un tipo de visita virtual más compleja y, por tanto, se debería utilizar más para lugares pequeños y concretos, una sala por ejemplo, donde lo importante sea el detalle y la interactividad, y dejar la visita 360º para grandes espacios donde lo que importe sea una vista general panorámica del lugar.

Como en cualquier actividad, existen diferentes grados de resolución, y es posible desarrollar una visita virtual 3D interactiva muy simple, casi como la de tipo 360º, pero con un gran efecto de profundidad. Podemos ver un ejemplo en la visita realizada al Museo del Instituto Cardenal López de Mendoza.

Si desea más información sobre el desarrollo de visitas virtuales visite la web de Gata Estudio o consúltenos en info@gataestudio.com

Escrito por: Iván Díaz Barriuso
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada